A La Carta logo
Home - De Sobremesa - Entrevista a Luciano “Laucha” Luchetti de Locos por el Asado

Entrevista a Luciano “Laucha” Luchetti de Locos por el Asado

“Un asado solo no es un asado”

Cuando Luciano “Laucha” Luchetti empezó a hacer asados tenía 14 o 15 años. Durante mucho tiempo había visto a su hermano mayor reunirse con sus amigos en torno a la parrilla y cuando el quincho de la casa de su madre quedó para él, era su turno. Con la inspiración de su hermano, continuó ese ritual con sus amigos, todos los viernes, hasta el día de hoy. Y se hicieron expertos en el arte de asar, como tantos argentinos y uruguayos. Pero la magia que se despertaba en cada reunión, y Facebook hicieron que los empezaran a seguir miles de personas. “Cuando arrancamos era eso, era diversión”, dijo el Laucha. Pero nunca se imaginaron que el asado los iba a llevar tan lejos. Pasaron a tener un canal de YouTube y el potencial se hizo más visible aún. Los suscriptores querían identificarse como tales y los Locos por el Asado mandaron a hacer stickers para vender. Y como sucede con los canales exitosos en YouTube, llegó el primer sponsor, la primera marca que vio en ellos la vía para llegar a su público objetivo. Estaban frente a una nueva fuente laboral. Laucha dejó su trabajo de bróker de fletes marítimos y se concentró en su nuevo empleo: youtuber, influencer, y ahora conductor de televisión. Y de paso en cada trabajo todos comen asado.

Hoy, seis años después, Locos por el Asado tiene más de 1.120.000 suscriptores en YouTube, 2.200.000 seguidores en Facebook y 865.000 en Instagram. Con el éxito en el mundo digital aparecieron nuevos modelos de negocios: como la tienda online que vende merchandising, un food truck con el que participan en festivales y hacen eventos privados, y un programa de televisión. Food Network, el canal de televisión por suscripción estadounidense propiedad de Discovery Communications, quería desembarcar en Latinoamérica con contenidos originales y los convocaron. Ya van por la segunda temporada (la primera se vio por el canal Home&Health) que se puede ver en el canal 233 de DirecTV y 1233 de DirecTV HD. Es un formato totalmente nuevo para estos nativos digitales. “La producción televisiva es diferente a internet, tuvimos que ponernos las pilas para producir porque obviamente es otro estándar de calidad”, asegura el Laucha en una entrevista que mantuvo con Alacarta. A partir del acuerdo con la empresa de televisión, el equipo de Locos por el Asado viaja por toda Latinoamérica haciendo asados, y estuvieron en Montevideo, en colaboración con DirecTV, organizando uno en el jardín del hotel Howard Johnson, sobre los lagos de Carrasco. Hoy el Laucha prende el fuego casi todos los días, “pero cuando llega el asadito del fin de semana con amigos es el que uno más le gusta hacer”.

¿Cómo se hace para tener tanto que decir sobre el asado, una cosa bastante simple y que además es un tema en el que todos son expertos?

Al principio fue difícil, sobre todo porque en Argentina la gente es muy tradicionalista y hay un respeto hacia la carne que solo se come con sal, y a lo mejor con un poco de pimienta y nada más. Fue difícil romper esa barrera colocando también vegetales en la parrilla, que uno ahora lo tiene como algo normal pero hace seis años no. La idea es tratar de probar sabores nuevos, hacer carnes rellenas, mezclar sabores de toda Latinoamérica. Siempre variar, no quedarse con lo que ya nos enseñaron, seguir probando, y de esa manera creo que la fusión de lo tradicional con lo nuevo es lo que nos da esa fuente de inspiración para seguir generando recetas copadas, que a la gente le gusta. Y también variar las técnicas, no cocinamos solo a la parrilla, sino que lo hacemos al disco, al asador, envueltos en trapos a la sal y al fuego, hacemos de todo.

¿Estudiaste gastronomía?

Yo no. Pero siempre me gustó cocinar. Mi madre no cocinaba nada, un huevo duro le salía mal, con lo cual tuvimos que ponernos a cocinar nosotros. Es eso, los sabores que uno tiene en la cabeza, el olfato, ir buscando aromas nuevos, probando todo, ahí es cuando sacás recetas y vas fusionando sabores que nunca imaginabas tal vez que iban a poder ir de la mano y de repente sale una receta exquisita.

¿Y en qué momento decidiste que esto se convirtiera en tu trabajo?

Cuando agarramos el primer sponsor. Ahí nos la jugamos y dijimos, “vamos a emprender con esto, vamos a hacer crecer este proyecto que es lo que amamos y lo que disfrutamos hacer”. En ese momento pusimos la cabeza, empezamos a buscar más sponsors. Al principio era sobre todo para poder bancar las producciones nuestras, que cuando empezamos les pagábamos a nuestros amigos que tenían una productora con asado.

¿Cuál crees que fue el acierto?

Lo que tiene internet es una respuesta automática de la gente, con lo cual aprendés un montón y al segundo. Entonces era modificar ciertas cosas, mantenerse, jugársela con otras, contestarle mucho a la gente y escuchar lo que te da nuestra comunidad. Básicamente cuando empezamos a vender stickers era porque la gente nos pedía, “queremos algo que nos reconozca como Locos por el asado”. “Queremos videos”, bueno, vamos a YouTube a hacer videos, y así fue cómo empezamos a crecer. Eso después se traduce a los televisivo siempre manteniendo la autenticidad, son públicos distintos pero en un lado se mezclan.

¿Cuál es el secreto de un buen asado?

Creo que lo primordial es conseguir buena materia prima y conocerla. Conocer el corte y cómo se cocina, y obviamente que sea un producto fresco. Luego, con qué se hace el fuego, leña o carbón, creo que ambos productos tienen que saberse de dónde provienen. No es lo mismo usar eucaliptus que usar quebracho blanco o espinillo, son brasas que algunas tienen más poder calorífico y otras menos. Obviamente lo más importante es tener fuego para todo el asado, no hay nada peor que quedarse sin brasa para terminar de cocinar el asado. Y después la paciencia, no apurar el asado, saber que el asado sale cuando tiene que salir y si aún no llegó la gente, se joderá la gente porque el asado tiene que salir.

Pero el asado es mucho más que una comida.

Sí, nosotros decimos que un asado solo no es un asado. Un asado es cuando se comparte, es más el ritual. Creo que la excusa es disfrutar de esos manjares ahumados al calor de la brasa, pero el verdadero asado, el ritual, se hace compartiendo con amigos, con la familia, las charlas, los juegos, el truco, creo que esa es la base del asado. Hace un par de años estuvimos en Marruecos en una competencia de asado, y lo que nos unía con gente de todo el mundo era eso, la pasión, la diversión, el compartir una cervecita, un vino, charlar, que eso es lo que te lleva al ritual, estar alrededor del fuego y generar esas conversaciones, gente con que quizás ni te conocés.

¿Cuál es la tendencia ahora del asado?

Creo que se está utilizando mucho conocer más la materia prima.

¿Hay cortes que se ponen de moda?

Hay cortes que se van conociendo más sobre todo por cómo varían los precios. Hay cortes que se ponen más caros, entonces uno va buscando variantes y ahí es cuando se pone de moda otro corte. Por ejemplo, la entraña, al principio se le daba a los perros, se tiraba, se le llamaba el corte del pobre, y hoy es difícil de conseguir porque por media res tendrás 500, 600 gramos de entraña, entonces el carnicero no tiene tanto, se vende muy rápido y hace que crezca el precio. Así se van modificando los cortes que se van probando.

¿Ahora cuál es el corte que está de moda?

Básicamente siguen siendo los mismos. Nosotros tratamos de incentivar a que se prueben otras cosas. Tenés cortes como la arañita, el escondido, que quizás no se conocen tanto. El típico lomo a nosotros nos parece el más aburrido, porque es el que contiene menos grasa y lo que le da sabor al asado es el desgrase, la grasa en sí. Se está jugando mucho con la genética, con lo cual el producto va evolucionando y se está poniendo mucha más atención en la crianza del ganado, entones tenés productos muchos más ricos, más marmolados.

¿Preparan carnes exóticas?

Se está empezando a consumir el búfalo, el guanaco, son carnes que uno va probando. También es un tema de que cuando hay mucho hay que hacer algo con eso, y la mejor cosa es comerlo. Son carnes oscuras, bien magras, entonces son mucho más difíciles de hacer a la parrilla porque tienden a secarse y a ponerse duras. Hemos hecho jabalí. Pero siempre le buscamos la manera de que salga espectacular.

    

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Enseña Uruguay realizará una cena a beneficio donde cocinará el chef Martín Lavecchia

Enseña Uruguay es una organización sin fines de lucro que trabaja con el objetivo de que los adolescentes del país reciban una educación de calidad independientemente de su lugar de origen.