A La Carta logo
Home - Restaurantes - La pulpería Casa Blanca, un secreto bien guardado

La pulpería Casa Blanca, un secreto bien guardado

[Total:4    Promedio:4.3/5]
/
Dirección: Pueblo Casa Blanca, Paysandú
Horarios:
todos los días de 11 a 23 horas. Todos los feriados.
Reservas:
Teléfono: 4724 2627 - 099 723 607
Correo: [email protected]
Detalles: conciertos y talleres diversos.

 

A 15 minutos de Paysandú y a pocos metros del Río Uruguay se encuentra La pulpería Casa Blanca, un restaurante pintoresco y fuera de serie que encarna el espíritu de un histórico lugar y sus peculiares habitantes.
La pulpería es el corazón de Casa Blanca, un pueblito que hoy tiene unos 400 habitantes, nacido a comienzos del siglo XIX. Pueblo privado en su origen, donde vivían los que trabajaban en el primer saladero instalado en el Río Uruguay en 1806, también una de las primeras plantas procesadoras de carne de América del Sur.

Buen gusto y materiales nobles

En 1978 todo el complejo fue comprado por el alemán-argentino Eugenio Schneider, un hombre con mucho mundo. Estudiante de filosofía y alumno de Jorge Luis Borges, Schneider es, aparte de empresario, un intelectual con un par de libros de poesía y ensayo publicados. En La pulpería ha puesto todo su buen gusto y cultura para construir un espacio muy cuidado en aras de disfrutar la buena mesa y el encuentro. Materiales nobles y cálidos, un gran vitral y hermosa cava que se disfruta bajo nuestros pies tras un grueso vidrio, muebles de estilo –las sillas son réplicas de las de la Fragata Libertad, velero-escuela argentino– e instrumentos antiguos son parte de este universo distinguido y casi onírico que vale la pena conocer. Mucha piedra y madera acogen al visitante en esta casa antigua con fachada rosa viejo. Dentro, la música clásica y la luz tenue. Las mesas bien tendidas, a la espera.

El menú va mutando según lo que vaya dando la producción propia. Prácticamente todos los ingredientes de los platos surgen del trabajo productivo de este lugar. La carne del frigorífico (que abastece a decenas de carnicerías además de al restaurante), los platos se elaboran con frutas y verduras cultivadas allí. Los distintos platos se presentan con nombres por demás exóticos y se acompañan de excelente carta de vinos. Los postres también son una sutileza y no hay que dejar de probar la tabla de quesos al mejor estilo suizo o francés.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Los Leños apostó por una renovación hacia el buen gusto

Una de las clásicas parrilladas de la calle San José entendió que había llegado la hora de actualizarse e ir con las tendencias actuales para mantenerse en el negocio y cautivar nuevos adeptos.