A La Carta logo
Home - De Sobremesa - La Repisada tendrá un año excepcional en su producción de aceite de oliva

La Repisada tendrá un año excepcional en su producción de aceite de oliva

El invierno de 2017 no fue todo lo frío que se espera de un invierno y los olivares lo sintieron.  Los árboles no pudieron reposar lo suficiente para después florecer con fuerza y dar el fruto. Esas condiciones del clima hicieron que el año pasado la producción de aceite de oliva fuera muy escasa. Sin embargo, ese año sabático que se tomaron los árboles sumado al “buen invierno” pasado hizo que esta temporada sea muy fructífera.

Se estima que Uruguay tendrá este 2019 una producción récord de aceite de oliva. Así lo asegura Martín Robaina, gerente comercial de la empresa olivícola Lote 8, que produce las marcas Lote 8 y La Repisada. “Este año va a ser excepcional, no solo por la cantidad sino por la excelente calidad del producto”. Para la marca, esta es su zafra más grande desde que empezaron a producir aceite en 2012. “Calculamos que llegaremos a 600.000 kilos de aceitunas”, contó, lo que se traduce en un rendimiento promedio aproximado de 12% según la variedad, unos 72.000 litros.

La zafra comenzó a fines de marzo -y aún están en los últimos días de cosecha- y la producción se realiza en forma simultánea. Las aceitunas se cosechan en la mañana y al mediodía ya están convertidas en aceite. En La Repisada, este año empezaron a cosechar mecánicamente con un vibrador de tronco que lo sacude para que la fruta caiga a una lona en el piso o en un paraguas invertido.

Olivos y aceites

A lo largo de las 100 hectáreas que ocupa Lote 8, situada en Pueblo Edén (Maldonado), donde hay plantados con unos 39.000 árboles, la recogida sigue siendo un proceso artesanal. Luego, en la extracción no utilizan ningún tipo de aditivo, sino que se extrae el jugo de la aceituna a través de la fuerza centrífuga. No tener ningún tipo de agregado hace que el producto sea más puro y genuino.

Trabajan las variedades españolas arbequina y picual, las italianas coratina, frantoio y lechino, la francesa picholine y la israelí barnea. Con ellas elaboran dos blends, uno suave y uno intenso. “Lo que diferencia uno de otro es el amargor, el picor y el frutado, que define que un aceite sea más intenso o más suave. El frutado se siente en el olfato, son los aromas del aceite de oliva, mientras que el picor y el amargor se sienten en boca”, asegura Robaina.

Esta empresa desarrolla dos marcas: Lote 8, un aceite de alta gama con un envase exclusivo, para el que diseñaron un molde que produjeron en México; y La Repisada, un producto de excelente calidad que se comercializa principalmente en el mercado local. “La característica que tiene el aceite de oliva uruguayo, que ha sido tan premiado en el mundo y nos está empezando a diferenciar de otros productores, se debe, además de a las condiciones del suelo y meteorológicas, al cuidado que se tiene a la hora de cosechar y a la hora de moler y elaborar el aceite de oliva”, concluyó el gerente, quien asegura que esta fue una buena zafra para todos los productores del sector y se estima que la producción total de aceite de oliva en el país en 2019 llegue a los dos millones de litros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Pokés y otros platos hawaianos en un «delicioso mar de recetas»

La propuesta de los autores es una «versión más relajada del sushi»