A La Carta logo
Home - Sociales alacarta - INAVI Lanzó el sello de vitivinicultura sostenible

INAVI Lanzó el sello de vitivinicultura sostenible

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) realizó el lanzamiento del sello de vitivinicultura sostenible, a través del cual se identificarán los vinos elaborados con uvas provenientes del Programa Nacional de Viticultura Sostenible.

Se trata de una iniciativa que se lleva adelante con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y la Federación Uruguaya de Centros Regionales de Experimentación Agropecuaria (FUCREA), junto a LSQA como organismo certificador.

Durante el encuentro se entregó, desde LSQA, la certificación a las seis bodegas que cumplieron el esquema completo de la cadena de custodia del programa: Cantera Montes de Oca, Cerro del Toro, Establecimiento Juanicó, Establecimientos VICCA, Familia Dardanelli y Spinoglio.

A su vez, desde INAVI, se reconoció a las bodegas que están en proceso de certificación: Alto de la Ballena, Bracco Bosca, Carrau, De Lucca, Escuela de Vitivinicultura, Grupo Traversa, Juan Toscanini e Hijos, Océanica José Ignacio, San Jacinto, Viña Edén y Zubizarreta, así como a todos los viticultores que participaron en forma conjunta del Programa de Viticultura Sostenible.

La presentación estuvo a cargo del presidente de INAVI, Enól. Ricardo Cabrera; el coordinador de FUCREA, Ing. Agr. Martín Aguirrezabala; el integrante de la junta directiva de INIA, Ing. Agr. Alejandro Henry, y el director general de LSQA, Ing. Jorge Arismendi.

A modo de bienvenida, Cabrera presentó una reseña de todo el proceso de trabajo, “que comenzó en 2016, con la iniciativa de FUCREA y el fuerte compromiso de INAVI, se firmó en 2019 y a partir de mediados de 2020 se le da un significativo impulso a través de la iniciativa del directorio de INAVI, con el convencimiento de que es el camino a recorrer para promover el desarrollo del sector”.

El jerarca destacó además el apoyo del comité técnico que “con trabajo y dedicación, ha brindado un invalorable aporte a través de las distintas instituciones: DIGEGRA, INAVI, INIA, Intendencia de Canelones, Facultad de Agronomía, Escuela Superior de Vitivinicultura y FUCREA, así como a los productores y sus organizaciones: Grupos CREA, Cooperativa VICCA y Centro de Viticultores del Uruguay”.

“No nos queda más que ser agradecidos por darles la bienvenida a nuestra casa para un evento de tanta importancia, donde la actitud, el compromiso y la responsabilidad que asumiéramos desde que fuimos electos para presidir esta prestigiosa institución, nos dan la certeza de transitar el camino correcto que nos trazamos inicialmente. Vendrán más actividades y realizaciones; se concretarán más logros tan importantes como este plan, pero es de subrayar que es trabajo de equipo, por eso para mí en lo personal, es la mayor celebración”, resumió el presidente de INAVI.

Martín Aguirrezabala, en tanto, señaló que este proyecto está dando una señal muy fuerte de muchas cosas. “Primero, la iniciativa de los productores, la necesidad de hacer un producto y diferenciarse por la sustentabilidad y el cuidado del ambiente, una necesidad que es transversal a todo el sistema agropecuario uruguayo y que se ha consolidado, en este caso en INAVI, y que se muestra rápidamente como un reguero. Que el 32% de la superficie vitícola del Uruguay ya está anotada para ser certificada en muy poco tiempo, es una señal inequívoca de una vocación de servir al mundo. Creo que esa es la base fundamental de la agropecuaria uruguaya, producir alimentos para el mundo, producir calidad, producir sustentabilidad”.

El coordinador de FUCREA destacó además el marco institucional que presenta Uruguay, “tanto horizontal como verticalmente. Horizontalmente acá está INAVI recogiendo el guante de una necesidad de los productores, pero antes estuvo INIA, fortaleciendo este proyecto, y estuvo LSQA como instrumento, todos instrumentos generados por nuestra propia sociedad que fortalecen nuestra acción institucional. Y cuando digo verticalmente, digo a través del tiempo. Hablamos del año 2016, del año 2019 y acá está José Lez, anterior presidente de INAVI, está Diego Sotelo que me antecedió a mí, Marcelo Buschiazzo que fue un pilar fundamental, INIA que lo recogió y esto marca una línea de trabajo y de la sociedad. Eso es lo relevante por encima de las personas que circunstancialmente estamos acá. Por eso, hoy hay mucho para celebrar”.

El integrante de la Junta Directiva de INIA, Ing. Agr. Alejandro Henry, se refirió a la importancia del programa y del mensaje que INAVI “está dando a todo el país y también hacia afuera, en cuanto a la responsabilidad de una producción tan importante para el sector”.

Y agregó: “Hablar de sostenibilidad en INIA tendríamos que remontarnos a los primeros programas de mejoramiento del trigo, donde se buscaba tener trigos de alta productividad para nuestro país pero también que fueran resistentes a enfermedades. Ese respeto por el medio ambiente lo hemos tenido como mensaje, en un marco de respeto y de transición agroecológica, cuidando la tierra que le vamos a dejar a nuestros hijos”.

Finalmente, el director general de LSQA, Ing. Jorge Arismendi, reconoció el trabajo conjunto de INAVI, INIA y FUCREA, además de todos los productores y bodegas que participaron del programa.

“Este es un reconocimiento de LSQA a   todos quienes han trabajado activamente en todo lo que tiene que ver con el concepto de sustentabilidad. A nivel de producción: 104 viñedos; a nivel de bodegas 17 bodegas trabajando, de las cuales 6 ya culminaron los procesos de auditoría. Todo ese trabajo que tiene que ver con sustentabilidad ha sido demostrado a través de auditorías, que en cierta forma, para ser exitosas, tienen que tener prácticas de gestión atrás, tiene que tener trabajo, tiene que haber orientación a la sustentabilidad atrás. Y eso es lo que se valora fundamentalmente, cómo la organización o el productor ha internalizado estos conceptos de sustentabilidad. Y vaya si lo habrá internalizado. Los resultados son más que exitosos con la certificación de uva sostenible y toda su cadena de custodia, que definitivamente es lo que el mundo quiere”.

EL PROGRAMA

El Programa Nacional de Viticultura Sostenible busca fomentar la viticultura respetuosa del medio ambiente, minimizando los riesgos en las condiciones de trabajo, así como poner énfasis en la aplicación de medidas culturales que disminuyen el impacto sobre el ambiente; minimizar la utilización de productos de síntesis como herramienta para el control sanitario de los viñedos, reducir la utilización de fertilizantes, y atender aspectos relacionados al cuidado de la salud de los trabajadores y las familias radicadas en el predio.

El alcance del programa es la certificación de uva para vino y la certificación de la cadena de custodia para la elaboración de vinos.

En 2022 se realizó una certificación grupal, en la que técnicos de IANVI auditaron el 100% de las unidades productivas, y LSQA auditó una muestra de las mismas y el sistema de control interno. Se logró así la certificación de 104 viñedos de Canelones, Colonia, Durazno, Maldonado, Montevideo y San José. 

Ello representa unas 1094 hectáreas y el 19% de la superficie total plantada, con más de 40 variedades de uva.

En la actualidad ya hay 184 viñedos participando del programa y se han sumado los departamentos de Lavalleja, Rivera y Tacuarembó, alcanzando un 30% de la superficie nacional.

En cuanto a la certificación de la cadena de custodia para la producción de vino con uva sostenible certificada, se establecen como requisitos la identificación, segregación y trazabilidad de la uva certificada, a lo largo de todas las etapas de elaboración hasta el envasado del vino, para colocar el sello de sustentabilidad.

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Se desarrolló Uruguay Whisky Day

El evento reunió diversas marcas y estilos de las destilerías más importantes del mundo.