A La Carta logo
Home - Restaurantes - Entre cocina y música, Inmigrantes resume la esencia de nuestra cultura

Entre cocina y música, Inmigrantes resume la esencia de nuestra cultura

[Total:5    Promedio:4.2/5]
/
Dirección: Juan Paullier 1252 esquina Guaná
Horarios:
de martes a sábado de 18 a 3 am.
Reservas:
Teléfono: 097 959 652
Detalles: en el sótano se presentan cuatro o cinco shows por semana
 

Quienes conocen Montevideo saben que en la esquina de Paullier y Guaná hay cierta magia. Desde 1909, allí existe un bar, hace 110 años. Ha ido cambiando de nombre y se ha ido actualizando con las tendencias de cada época, pero el encanto del ambiente de bar en una pintoresca esquina de un barrio tradicional sigue intacto. Desde agosto de 2017 se llama Inmigrantes, y tiene la misión de revalorizar la cultura gastronómica que amalgamó los sabores y recursos locales con los que trajeron quienes llegaron de otras tierras.

En tierra de Inmigrantes


Es una cocina de productos nobles con materias primas orgánicas y procesos artesanales. En la carta figuran 14 tapas, entre las que se destacan las croquetas de morcilla, la tortilla española, el tostón de masa madre con espárragos, champiñones frescos, huevo poche, verdeo y lascas de parmesano o las empanadas de osobuco con criolla. Los platos principales son cinco: milanesa de cerdo, pesca del día, ojo de bife, fetuccinis caseros y ensalada de quinoa y pollo de campo.

Otro detalle es que Inmigrantes es un buen bar de cócteles que mezclan la idiosincrasia del montevideano. El pistolero, Canillita, Maracanazo, Nifunifa, Bagayero, Ilegal. Los nombres de los tragos son tan originales como sus combinaciones de ingredientes. Hay que probarlos, todos. También hay cervezas artesanales.

Desde el sótano


Y lo que le termina dando aún más carácter a este lugar es la parte cultural. En el sótano se presentan cuatro o cinco shows por semana, la mayoría de música, y algunos de teatro. También hay dj amigos que siempre están poniendo buena música. Esto hace que el público que visita Inmigrantes sea muy variado. “De las mejores cosas es cuando se mezclan los que vienen a cenar con los que vienen al show. Y a las 12 el lugar se transforma en un bar con mucha música y gente”, asegura Andrés Jorges, uno de los dueños.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Ramona Café, para que siempre te sientas como en casa