A La Carta logo
Home - Recetas - Mantecol casero

Mantecol casero

[Total:14    Promedio:2.2/5]
/
2 comentarios verComentar

El mantecol es una especie de turrón semi-blando elaborado en base a maní, dulce y delicioso. Su textura original es a la vez crocante y algo esponjosa, sus vetas en tonos claros y oscuros le dan un aspecto marmolado único. Es originario de medio oriente donde se lo conoce como Halva. Logró en el Río de la Plata establecerse como una típica merienda y postre. Les presentamos esta receta de mantecol casero para que prueben hacerla y sorprendan a su familia y amigos.

Esta receta rinde: Varias porciones.
Método de cocción: Batir, refrigerar
Tiempo estimado: 00:40 horas.
Categoría: Postre
Cocina: Argentina

Ingredientes:
200 grs. de maní pelado, tostado y sin sal
2 cucharadas de aceite de girasol
1 clara
1 pizca de sal
150 grs. de azúcar
1 cucharada colmada de miel
4 cucharadas de agua
1 cucharada de esencia de vainilla


Preparación:
En una procesadora o licuadora, procesar el maní con las cucharadas de aceite (se puede agregar una cucharada extra de ser necesario), hasta obtener una pasta. En caso de no disponer de una procesadora potente, se puede picar el maní previamente con un cuchillo.

Luego, preparar un caramelo en una olla mezclando 4 cucharadas de agua y 1 de miel. Cuando esta mezcla comience a hervir, cocinar durante aproximadamente 7 minutos hasta obtener un almíbar rubio.
Cuando el almíbar esté a punto, batir la clara a punto de nieve con una pizca de sal. A continuación, verter el caramelo en forma de hilo sobre la clara, y continuar batiendo hasta que la preparación quede tibia. Una vez terminado este paso, perfumar con la esencia de vainilla y agregar la pasta de maní integrándola en forma envolvente.
En este paso si se quiere se puede incorporar cacao en polvo a una parte de la mezcla para formar un maromeado de chocolate.

La preparación tomará entonces una consistencia firme. Inmediatamente, verter en un molde o en una fuente de 20×15 Cm humedecida y forrada con film, distribuyendo uniformemente la mezcla y alisando bien la superficie. Cubrir por encima también con film y refrigerar por 30 minutos hasta que la preparación quede dura y pueda ser desmoldado. Retirar y cortar en porciones y llevar ahora a la heladera por varias horas para que vaya tomando más consistencia. Cuanto más se deje reposar, la consistencia quedará mejor.

Para envasar porciones y poder disfrutarlas otro día: guardar en recipientes herméticos intercalando separadores al apilar cada trozo, o envolver cada uno individualmente en papel plomo.
Se puede mantener el mantecol a temperatura ambiente si el clima es fresco, de lo contrario mantener en la heladera.


2 comentarios

  1. maria alejandra rua

    LO PREPARE Y NO ENDURESE QUE PUEDE SER? GRACIAS

  2. Hola. Seguramente sea que el almíbar que te haya quedado muy liviano.
    Contamos luego como te fue!
    Saludos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Buseca por Manuel Mendoza (homenaje al abuelo Luis)

  La buseca es un clásico de la gastronomía uruguaya, y en particular lo fue ...