A La Carta logo
Home - Restaurantes - La Petite Cuisine tiene nueva casa pero la misma esencia francesa

La Petite Cuisine tiene nueva casa pero la misma esencia francesa

[Total:3    Promedio:3.7/5]
/
Dirección: Sarandí 331
Horarios:
de lunes a viernes 12.00 a 18.00 horas, sábados de 12.30 a 18.00 horas.
Reservas:
Teléfono: 2916 2014
Correo: [email protected]
Detalles: En breve, La Petite Cuisine volverá con sus cenas a puertas cerradas, para grupos, con menú degustación.

 

En agosto, La Petite Cuisine dejó su viejo local de la calle Alzáibar, en Ciudad Vieja, para mudarse a uno más amplio a la vuelta, sobre la peatonal Sarandí. Como los cambios siempre traen aires de renovación, el restaurante ahora recibe a más comensales, tiene mobiliario nuevo, sirve almuerzos hasta bien entrada la tarde y ofrece cafetería para la merienda, extendiendo su horario hasta las 18 horas. Todo sin perder su esencia.

Menú ejecutivo en la peatonal

La cocina con técnicas francesas adaptada a la gastronomía uruguaya es el punto de partida de los platos de su chef y propietario Gonzalo García, miembro de la Académie Culinaire de France. De lunes a viernes, elabora cuatro tipos de menú ejecutivo (plato y postre) que van desde los 420 a los 680 pesos, y que varían todas las semanas. Solo para tener una idea, los platos pueden ser, por ejemplo, risotto de arvejas, panceta y conejo, pesca del día con vegetales horneados con emulsión de ajo y perejil, o bife de vacío con papas y tomate confitado. En cuanto a los postres, hay tres: marquise de chocolate, manzanas asadas con caramelo salado o cake de maní. Quienes dispongan de menos tiempo para el almuerzo y busquen una solución rápida pero igual de rica, pueden elegir entre algunas opciones de entradas, ensaladas o sándwiches.

Los sábados, la propuesta de La Petite Cuisine es otra. El menú es a la carta, con cinco platos distintos a los que se cocinaron entre semana, más algunas sugerencias del chef. Cordero, pescado, conejo y carne vacuna son las proteínas que dominan los platos, a las que se suma una opción de pasta -una lasagna de novillo que es imperdible-. García define su cocina como de mercado, ya que trabaja con productores artesanales que lo proveen de los alimentos que en ese momento la estación y la producción ofrecen.

Fotos: Sergio Gómez

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Amadeo, en Palermo, retoma el concepto del bar de la esquina

En la pintoresca esquina de la peatonal del barrio Palermo con la calle Lorenzo Carnelli, en una vieja casa que supo ser décadas atrás una vinería y almacén, abrió Bar Amadeo.