Home - Restaurantes - Entre picantes y especias, Moksha invita a un viaje sensorial a la India

Entre picantes y especias, Moksha invita a un viaje sensorial a la India

[Total:5    Promedio:4.8/5]
/

Dirección: Obligado 931 esquina Av. Sarmiento
Horarios:
de miércoles a lunes de 19.00 a 00.00 horas. Sábado y domingo también abre al mediodía.

Reservas:
Teléfono: 098 679 822
Correo: @mokshacocinadelaindia (Facebook), moksha_uruguay (Instagram)
Detalles: opciones para vegetarianos y veganos.

 

Cuando Aparna Soni llegó a Uruguay hace casi cuatro años, no había comida india. “Era el único país en el que había estado donde no había comida india”, asegura esta ingeniera que aprendió a cocinar cuando conoció al que ahora es su marido y por el que llegó al país. Mientras él ocupaba su puesto en la compañía india que lo trajo, ella empezó a cocinar en su departamento vendiendo comida a sus amigos. Poco a poco se fue corriendo el rumor y se encontró con que la clientela no paraba de crecer. Preparó comida para eventos y organizó cenas a puertas cerradas. Al uruguayo le estaba fascinando la comida de Aparna y el pedido del público no se hizo esperar: ¿cuándo vas a abrir un restaurante?

Currys, picantes y muchas especias

Moksha – Cocina de la India abrió sus puertas hace tres meses en la calle Obligado, donde Aparna conserva intactas sus raíces y sirve comida india auténtica. Los currys son uno de los platos más populares, tiene muchas opciones para vegetarianos y veganos, y la mayoría de los platos no contienen gluten.

Otra cosa que Aparna notó que faltaba en la gastronomía uruguaya era la comida picante. En la india los platos se preparan con muchas especias, pero en Moksha hay niveles de picantes de acuerdo a cómo lo quiere el comensal: picante uruguayo (bajo), picante americano/británico (medio) y picante indio (alto). En la carta hay platos con pollo, cerdo y vegetales, entre ellos el chicken tikka masala que dicen que es un clásico, pero también hay pakoras (tempura de vegetales) y palak paneer (curry de espinaca con queso paneer casero). La dueña además se encarga de hacer el pan naan. Para beber, hay vino y cerveza, pero se puede probar el lassi, que es yogur casero con agua de rosas y cardamomo. Todo una experiencia.

Los mismos amigos que alentaron a Aparna para que empezara a cocinar y luego para que abriera su propio restaurante fueron también quienes la ayudaron a decorar el salón de Moksha y pintaron murales que recuerdan su a país.

Fotos: Manuel Mendoza

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Leer También

Amadeo, en Palermo, retoma el concepto del bar de la esquina

En la pintoresca esquina de la peatonal del barrio Palermo con la calle Lorenzo Carnelli, en una vieja casa que supo ser décadas atrás una vinería y almacén, abrió Bar Amadeo.